El día de esa bestia, por Travis

alex23 alex24 alex25

Esa bestia del título es Álex de la Iglesia. Una bestia del cine de entretenimiento, un lujo para el cine español, un tío grande en todos los sentidos del adjetivo (y sé de lo que hablo, le he visto en persona).

Hoy vengo a hablar de él porque mi sobrina, la hija de Lester (la misma que me lleva en ocasiones a alguna peli que no es la que más me apetece ver en ese momento, Perdiendo el Norte, Ahora o nunca, Requisitos para ser una persona normal), me llevó la semana pasada a ver la última de Álex de la Iglesia, Mi gran noche.

Cuando me lo propuso, le dije “¿Álex de la Iglesia? ¡Vale!”, sin pestañear. Al terminar y visto que Mi gran noche no era la mejor peli del año ni de lejos, mi sobri me preguntó con cierta sorna: “¿Qué otras películas ha hecho este director?”

Según le soltaba la retahíla caí en la cuenta de que las había visto prácticamente todas, y en todas ellas he encontrado ese punto cachondo que tanto me gusta del cine de Álex de la Iglesia. Por eso digo que me parece una bestia del cine, un animal que disfruta con lo que hace y que transmite ese disfrute por sus historias al límite.

La primera película del director vasco que vi fue en realidad su segundo largometraje, El día de la bestia, en 1995 y fue una sensación, como no podía ser de otra manera por el título, bestial. Ya el cartel de la película era distinto a lo que el cine español nos tenía acostumbrados:

alex1

Resultaba sugerente, tenebroso, tremendamente atractivo. Luego la historia que cuenta, el nacimiento del Anticristo en Madrid el día de Navidad, la factura técnica de la película, todo el diseño de producción, los efectos especiales,… todo era muy diferente a lo que el cine español nos tenía acostumbrados. Allí estábamos en un cine de Gran Vía disfrutando de sitios tan conocidos como las Torres Kio, el Retiro o el cercanísimo cartel de Schweppes. Brutal, con unos personajes impresionantes, como el cura vasco que descifra el enigma (genial Álex Angulo), el heavy José María que interpretaba Santiago Segura, “satánico y de Carabanchel”, el profesor Cavan, Terele Pávez, inmensa como siempre,…

alex2alex2b

Después de la gran experiencia que fue El día de la bestia, vi su anterior película, Acción mutante (1993) y el corto Mirindas asesinas. El corto era poco mas que un chiste alargado, pero conseguía arrancarte una sonrisa por lo absurdo de la situación y por la interpretación del cabreado (y añorado) Álex Angulo. alex4Acción mutante tampoco era una historia habitual en el cine español, un poco simplona y con fallos claros de ritmo y estructura, pero tenía su aquel, su punto gracioso.

Trataba de un grupo de frikis con malformaciones que se vengan de los guapos, y ya entonces se veía lo que disfrutaba el director haciendo el cafre con el maquillaje truculento. Álex de la Iglesia venía del mundo del cómic y se notaba en detalles como los carteles de las películas o la exageración de la puesta en escena. Tuve la suerte de ver algunos de sus story-boards y eran auténticos cómics gore, espectaculares.

alex3alex5

Estas dos primeras películas tenían un presupuesto muy bajo, unos dos millones de euros, pero los dos millones lucían mucho más que algunas producciones de Hollywood. Recuerdo que en una rueda de prensa de algún festival internacional le preguntaron por el presupuesto de El día de la bestia, y cuando soltó la cifra, los periodistas resoplaron. Los americanos no daban crédito. No es que no le dieran un préstamo, no, es que no se podían creer que con apenas dos millones de euros se pudiera hacer una película de tan buena factura.

alex8A Álex le tentaron de Hollywood y cruzó el charco para su siguiente película, Perdita Durango (1997), rodada en inglés, si bien la producción seguía siendo española. En su momento fue la película más cara de la historia de nuestro cine, y en taquilla fue un desastre absoluto.

A mí no me disgustó. Tampoco es que fuera gran cosa, pero como siempre en el cine de Álex de la Iglesia, tenía momentos muy buenos, algunos de una violencia extrema no apta para todos los paladares. Fallaba el conjunto, pero tenía sus escenas, buenos secundarios (¡Tony Soprano!) y unas interpretaciones salvajes de sus protagonistas, Rosie Pérez y Javier Bardem (de las pocas veces que me ha gustado).

alex6alex7

Tras el fracaso de taquilla de Perdita Durango, Álex volvió a España para rodar una historia sobre nuestra historia, sobre varias décadas que van del final de la dictadura a mediados de los noventa, pasando por la transición y los Juegos Olímpicos de Barcelona. Y todo ello utilizando como hilo conductor a una pareja de humoristas que se llevan a matar, interpretados por Santiago Segura y El Gran Wyoming. alex9

La crítica no la trató bien, algunos se cebaron con ella, pero a mí me gusta, me divierte y me recuerda a Nocheviejas pasadas frente a la tele viendo a esas grandes parejas de humoristas de nuestra historia, parejas que luego acabaron mal (Tip y Coll, Martes y Trece, Cruz y Raya, Pajares y Esteso,…). Debe ser un denominador común de nuestros humoristas, sonrisas bajo los focos y puñaladas entre bambalinas, algo que supo contar Álex de la Iglesia mucho antes que el anuncio de Campofrío, aquel mítico que logró juntar a varias de esas antiguas parejas (grande el reencuentro de Florentino Fernández con Chiquito de la Calzada, tras su hilarante juicio en tribunales):

 

Alex10Álex de la Iglesia volvió a brillar con la que es mi segunda película favorita de su filmografía: La comunidad (2000). Otra vez un reparto coral repleto de grandiosos actores de los de toda la vida (Terele Pávez, Sancho Gracia, Emilio Gutiérrez Caba, Carmen Maura, Enrique Villén,…) y una historia terrorífica como la de la Bestia, pero mucho más cercana, ¿porque acaso hay algo más terrible que una comunidad de vecinos?

13 Rue del percebe, Historia de una escalera, Aquí no hay quien viva, La que se avecina,… parece que en este país siempre han tenido éxitos los líos de portal, porteras, vecinos y ascensores comunitarios. La película tiene momentos memorables, como el salto de Terele Pávez entre edificios que ríete tú del 8,90 de Bob Beamon en México, o ese Emilio Gutiérrez Caba explicando el por qué del acierto en la quiniela:

  • Sporting de Gijón – Real Sociedad: ¡equis!

alex11alex12

En esta película se aprecia una vez más que el director se lo está pasando en grande, que disfruta cada escena, que ama a sus personajes, y lo contagia, consigue que yo me lo pase en grande, que disfrute cada escena, que ame (y odie) a esos personajes.

Tras La comunidad vino 800 balas (2002), homenaje a los especialistas de los spaghetti western que se rodaron en Almería a finales de los 60 y principios de los 70. Aunque resulte un pelín fallida, creo que en cierto modo lo que Álex de la Iglesia quería contarnos es que hay una pasión ancestral por el cine alex13que se resiste a dejarse vencer por la modernidad, o por las nuevas producciones. O por los efectos especiales digitales.alex14

Los Sancho Gracia y compañía son solo una excusa para narrar su pasión por el cine hecho a la manera clásica y tradicional. Los supervivientes rebeldes de 800 balas son en realidad el director y sus personajes.

Crimen ferpecto (2004) es un desvarío, una broma alargada más de la cuenta. En ella, un dependiente ligón (el ahora denostado Willy Toledo) es capaz de llevarse al catre a bellezones como Kira Miró, pero es chantajeado por la espantosa Mónica Cervera, la cual le fuerza a ser su marido para no denunciarle a la policía por un “pequeño” accidente en la tienda que acaba sin importancia: con la muerte del jefe de planta. Pequeños accidentes laborales, cosas que suceden. El humor bestia de Álex de la Iglesia se pasa de rosca varias vueltas a lo largo de la película. Pero yo entro en ese juego, así que la vi sin mayor problema, con una sonrisa en la cara.

alex17alex18

Con Los crímenes de Oxford (2007) el director se atrevió a probar de nuevo en inglés con actores de talla internacional. La trama es interesante, la película entretenida, pero a mi modo de ver tiene un enorme error de casting: Frodo Bolsón, perdón, Elijah Wood como protagonista. No porque sea mal actor, qué va, si me encanta y me cae muy bien.

alex15 alex16

El problema es que Elijah Wood será Frodo el resto de su vida, al igual que Daniel Radcliffe será siempre Harry Potter. Y ver a un hobbit entre las domingas de Leonor Watling, no sé, me chirría, me cuesta verle abrazado a alguien que no sea Sam Sagaz. Y eso cuesta arreglarlo por mucho que John Hurt ande por ahí y la historia se desarrolle entre las callejuelas y colleges de Oxford.

No he visto Balada triste de trompeta (2010) ni La chispa de la vida (2011), aunque reconozco que tengo muchas ganas de ver el desbarre que tiene pinta de ser la primera, con ese payaso zumbao armado hasta las cejas y arramplando todo lo que se le pone por delante.

alex19 alex19b

Las brujas de Zugarramurdi (2013) es la versión patria de Abierto hasta el amanecer, de Robert Rodríguez. Ambas tienen muchos puntos en común y son dos películas en una, con una primera parte que es la que me gusta, la fuga de unos delincuentes con un rehén en el maletero del coche, y alex20buna segunda que se va de las manos de los directores, la del bilbaíno con las brujas y la del mexicano con los vampiros.   alex20c
El punto medio, la ruptura entre ambas historias se produce al llegar al caserío de Zugarramurdi en la de Álex de la Iglesia, y en el bar de carretera La Teta Enroscada, en Abierto hasta el amanecer. El detonante que activa a brujas y vampiros es un mordisco en la mano en ambas películas: Terele Pávez en la española, y Salma Hayek en la americana, tras el espectacular baile que nos muestra una vez más la debilidad de Tarantino por los pies.
alex20
Merece la pena ver de nuevo ese baile, creo que en esta escena con bocado nos ganan los mexicanos de calle:
Y tras este repaso a su hilarante carrera, llegamos a Mi gran noche, la que hizo que me sentara frente al ordenador para hablar de Álex de la Iglesia, de este cachondo mental que se esfuerza en contarnos sus frikadas.
alex21 alex22
El director vuelve a algunos de sus temas recurrentes, como la Nochevieja, la morbosa televisión, el peso de la fama y los celos de los artistas, la sangre a borbotones contada con gracia (ese espectador al que un cámara le revienta la cabeza por accidente), pero esta vez todo muy acelerado, como con prisas.
Estoy seguro de que el bueno de Álex se lo pasó en grande rodando la película, pero a mi modo de ver le falta pausa y le sobran personajes. Intenta meter tantas cosas en tan poco tiempo que por momentos parece que se le va de las manos, y que llegado a un callejón sin salida, lo resuelve como Blake Edwards en El guateque: con un baño de espuma. De lo mejor sin duda, Raphael, que se parodia con tanto acierto como el mejor Millán de Martes y Trece.
Termino ya. Siempre que algún colega me dice que no le gusta el cine español no le recomiendo a Almodóvar, ni a Trueba, ni a Amenábar o Bayona. Yo siempre les remito a Álex de la Iglesia, y de modo especial, a El día de la bestia. ¡Buenas y satánicas noches!
Recordatorio: No puedo dejar de mencionar a su guionista habitual, Jorge Guerricaechevarría, ni a su mujer, Carolina Bang, presente en varias de sus obras. Seguramente sin ellos las películas serían diferentes, ¿más salvajes, quizás?
Anuncios

4 comentarios en “El día de esa bestia, por Travis

  1. A mi me impresionó Acción Mutante por lo novedoso y porque era una delicia ver como los “imperfectos” ponían/poniamos las pilas a los guapos imperantes ( qué bueno seria ver un remake de la escena de la boda pero actualizada y llena de hipster barbudos!) . Luego vino mi pelicula favorita, El Día de la Bestia esa historia satánica tan cerca de nosotros, en nuestros lugares comunes y con una banda sonora que desde entonces ha ido siempre conmigo en el coche desde cinta de cassete hasta mp3 para poner bien alto al salir del curro con mala leche por alguna mala situación.
    A partir de ahí, siempre historias innovadoras que aportan algo, pero casi siempre saliendo del cine con la sensación de “a este tío se le ha ido la pinza” y con dolor de las seiscientas pelas( o de los nueve euros) perdidas. Grandes La Comunidad o Balada triste ( pero ya nada que ver con sus dos primeros largos) y prescindibles el resto .

    Al menos reconforta ver que no ha caído tan bajo como su actor fetiche y no le vemos en tu cara me suena ni otros engendros de la “industria del entrentemiento” en su pantalla amiga.

    Me gusta

    • He rescatado un artículo reciente de Carlos Boyero sobre Álex de la Iglesia, que resume bien lo que pensamos sobre él: “Independientemente de su sentido de la provocación, de la capacidad imaginativa, de un poderoso sentido visual, de la irreverencia, de hacer reconocible su estilo, de la inquebrantable afición al fin de fiesta más aparatoso, la mayoría de las películas que ha rodado Álex de la Iglesia albergan el bendito propósito de hacer reír al espectador.” Y más adelante, una frase que suscribo al 100%: “Como siempre, albergo expectativas gozosas ante cada nueva criatura de este director”. Aunque finalmente reconoce que Mi gran noche no le ha hecho ninguna gracia.
      Bueno, yo me quedo con ese intento de ofrecer algo distinto siempre, con su imaginación y sobre todo, con ese cachondeo incorporado de serie que llevan sus películas. Todavía me río a carcajadas con la escena de la cabra y los legionarios de Muertos de risa, por ejemplo. Me quedaré con las ganas de ver su Fu-Manchú, en el que trabajó durante años sin lograr sacarlo adelante, y todavía confío en que, con su experiencia y su madurez, nos ofrezca una obra a la altura de lo que pasa por su cabeza. Y ya que usas la expresión, por mí, que se le vaya la pinza varias veces más, que en mí tendrá siempre un seguidor de esas idas de olla.
      Lo de Santiago Segura,… no sé, cuando eres actor en una edad media como la suya, y tu físico no te permite acceder a buenos papeles, a lo mejor no tienes alternativa. Y el tío se defiende, ¿eh?, aunque siempre le preferiré como Torrente o como el satánico de Carabanchel.
      Sorpresa: ¿Tú eres de los de Def Con Dos? Con un par, mis respetos, amigo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s