Don’t worry & Keep calm, by Lester

       Dont3 Dont8 Dont6

Por una vez, y sin que sirva de precedente, me voy a permitir usar términos en inglés, a ver si así tengo más alcance, como todo el que se inventa un término, le añade la terminación ing y consigue ponerlo de moda, como los artistas del crowdfunding, jogging, puenting, outsourcing o cyberbullying. Mi “palabro” anglófono sería Dontworryandkeepcalming, que combina el archifamoso Don’t worry, be happy, de Bobby McFerrin (canción simplona y pegadiza donde las haya) con el repetidísimo Keep calm & carry on, tan de moda en los últimos años (siendo un lema surgido en la II Guerra Mundial que encierra una curiosa historia). Hoy en día es un eslogan utilizado con variaciones de todo tipo para vender cualquier producto en tiendas de souvenirs.

Dont1Anyway, ¿qué quiere expresar el Dontworryandkeepcalming? Que no te preocupes tanto por las cosas, que el mundo no se acaba porque te hayan cambiado una fecha de entrega en el trabajo o te hayas quedado sin batería en el móvil, que sepas mantener la calma, que no hay por qué vivir en ese estado de sobreexcitación histérica en el que nos movemos desde hace tiempo. Algunos tertulianos de la radio, desde que nacieron. Que te tranquilices, mujer, que no grites, hombre, que no pegues bocinazos, imbécil, que busques la solución cuando te hayas calmado.

Si un problema tiene solución, ¿para qué preocuparse?

Y si no la tiene, ¿para qué preocuparse? (Dalai Lama)

Esta es la primera entrada que cuelgo este año, y al igual que ocurrió el pasado, quería hablar de los objetivos para el 2016 y de las frases que me dejó la agenda que acabo de concluir, y compruebo de nuevo que la mayoría de las que he marcado hacen referencia a la tranquilidad o al aprovechamiento de la vida. Pero veo también que muchas de ellas hacen referencia a las quejas, como esa de Robert Lemke que dice que “nadie está tan ocupado como para no encontrar tiempo para contarle a todo el mundo lo ocupado que está“. ¡Es verdad! Nos pasamos el día quejándonos o escuchando las quejas de los demás, y diciendo que no tenemos tiempo para nada, agobiados de un lado para otro, cuando pienso que somos unos privilegiados. “Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo“, dijo Ludwig van Beethoven.

Resulta paradójico que las entradas más leídas de este blog han sido las que trataban temas más conflictivos. Se ve que nos mola ese estado de conflicto perpetuo, como las de Barney con el fútbol (más lectores cuanto más polémico era el texto, como el del Bernabéu y la final de Copa) o Josean y la política (Podemos, Anti-Podemos, PP, Anti-PP, Cataluña o Catalunya), pero sin embargo, la number one es con mucha diferencia la referida a la tranquilidad: En busca de la tranquilidad.

No sé si interpretarlo del modo en que lo hace un político con los resultados de las elecciones, es decir, como me salga de las pelotas, pero si así lo hiciera, diría que este ranking expresa que la polémica y la confrontación son necesarios, pero que en el fondo todos (excepto Jiménez Losantos y Pablo Iglesias) todos ansiamos esa calma.

      Dont7Dont9  Dont5

“¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruido y sigue la escondida senda por donde han ido, los pocos sabios que en el mundo han sido!”, Fray Luis de León.

Veo desde hace tiempo que a algunos les encanta discutir, pero además en muchos casos de un modo exacerbado. Maleducado, autoritario, nada abierto a otras ideas. Se hable de lo que se hable, resulta difícil eludir la confrontación. “Si no estás conmigo, estás contra mí”. Lo de discutir sobre fútbol es un deporte nacional, pero en la mayoría de los casos es puro cachondeo y no va más allá, aunque a veces veo los rebotes que se pilla Barney con las derrotas del Madrid y me asusta, “¡joder con el enano defraudador hormonado!”

Dont4Jarra en mano nos contaba Travis hace poco las discusiones que ha tenido en un par de foros sobre El despertar de la Fuerza. Coño, que es un entretenimiento, nada más, que algunos se toman las pelis de Star Wars por lo personal. Se le ocurrió defender la peli y recibió varios ataques de trolls, que si el bostezar de la Fuerza, que si es un refrito, que no tienes ni idea,… Con insultos y descalificaciones, de un nivel intelectual “helebado”. “La tontería se coloca en primera fila para ser vista; la inteligencia detrás para ver“, Isabel de Rumanía.

Yo siempre le digo esa frase que no sé bien de quién es (alguna web habla de Kant ¿?, pero yo se la he oído al Becario del Mail de los Viernes):

Nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel, y allí te ganará por experiencia“.

Y es que “no hay nada repartido de modo más equitativo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente“, como nos enseñó René Descartes.

Pero estos últimos meses tengo claro que la palma se la lleva la política. Llevo/llevamos semanas recibiendo “guasaps”, memes o enlaces de todo tipo atacando a Podemos, que si el Coletas, que si el de las rastas, que si Venezuela,… Y pese a que siempre empiezo mis frases diciendo: “no soy votante de Podemos, ni me gustan sus ideas ni sus formas, pero peores son…”, me caen palos de todo tipo. A uno que me mandó la foto de Alberto Rodríguez, alias Jack Sparrow, número 1 de Podemos por Tenerife, “fíjate a quién ponen por Canarias”, se me ocurrió contestarle que seguramente era preferible el número 1 del PP, el ministro Soria, el del impuesto al sol y al autoconsumo, el que pasa vacaciones en Punta Cana en la suite presidencial a 70 euros la noche (Turismo entra entre sus competencias). Tuve que aguantar de todo, no siendo votante de uno ni de otro. Dont2

No quiero hablar de política, eso se lo dejo al amiguete Josean, sino del estado de alteración en el que parece que vivimos. “La mayoría de las personas gasta más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos“, Henry Ford.

Yo evito las discusiones, pero es que reconozco que a veces me persiguen. Intento alcanzar esa tranquilidad que divisé el verano pasado en una islita finlandesa, pero no me dejan, no me puedo callar ante determinadas cosas. “Es la libertad o la tranquilidad. Tienes que elegir. Serás libre o estarás tranquilo. No puedes tener ambas cosas“, dijo Tucídides. Pues vaya putada, Tucídides, eso viene a decir que para estar tranquilo tengo que perder la capacidad de indignarme. Será por eso que me he propuesto para este año practicar el Dontworryandkeepcalming, dejar la navaja de la indignación en casa. “En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser“, William Shakespeare.

El 2016 va a ser un gran año, claro que sí. Si no me lo digo yo… Me gustan los años bisiestos, igual que los días de 25 horas (con el cambio horario bueno, no el cabroncete que te roba sueño), porque así tienes más tiempo para hacer todo lo que tengo que hacer. “No es riqueza ni esplendor, sino tranquilidad y ocupación lo que da la felicidad“, Thomas Jefferson. Y entre las mil cosas que tengo que hacer este 2016 no está perder el tiempo en baldías discusiones. “Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana“, Walt Disney.

Algún año tendré que correr el maratón de Nueva York, visitar Japón, Argentina o Nueva Zelanda, leer El Quijote (lo confieso), trabajar en una película,… o sacar adelante ese proyecto al que le dediqué año y medio de trabajo antes de meterme con los amiguetes en el blog. Un proyecto en el que hay ilusión, mucha ilusión. Intentaré que salga adelante este año. dont12

Esa fuente de la sabiduría que es el maestro Yoda, dijo: “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes“. Bueno, pues lo haré.

Porque Michael Jordan, el mejor jugador de basket que he visto nunca, dijo que “algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que algo suceda“. Y por eso sé lo que me toca este año:  Dontworryandkeepcalming para no perder el tiempo en tonterías, focusing en el objetivo, mucho working, algo de crowdfunding, nada de outsourcing. Tengo un exciting feeling, y no busco más éxito que el personal, la satisfacción del trabajo bien hecho, porque como nos dijo Michel de Montaigne, “la fama y la tranquilidad nunca pueden ser compañeras de cama“.

Cara Lester

Anuncios

4 thoughts on “Don’t worry & Keep calm, by Lester

  1. Que bueno Lester!!!! Estoy de acuerdo contigo en casi todo. Sobre todo en esa tendencia que nos impulsa a quejarnos por cualquier contratiempo que nos acontece en nuestro planificado y estructurado dia a dia. Y…de que nos sirve la queja? Acepta lo que es, no lo que quieres que sea. Vive tu realidad a cada instante y responde a ella todas tus capacidades.
    Responder y reaccionar son cosas muy diferentes. Responder es inteligente, efectivo y gratificante. Reaccionar con la queja te llena de negatividad, es inefectivo y como tu bien dices, te hace perder muuuucho tiempo.

    Sin embargo creo que la capacidad de indignación es imprescindible para crecer, mejorar y cambiar aquello que no nos gusta de de nuestra vida. Indignarse por aquello que no creemos justo, aceptarlo como es y responder en la medida de nuestras posibilidades es lo que en definitiva nos pone en nuestro lugar y nos proporciona esa ansiada tranquilidad de la que hablas.

    Sabes bien que comparto esos fantásticos proyectos y sueños para el 2016, pero Lester, quizas tengas que usar tu ” navaja de indignación” como resorte para impulsarte y llegar a alcanzarlos. Eso si, sin quejarte en el camino, eh?

    Te deseo mucha suerte!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s