Las canteras y el tráfico de menores (II), por Barney

(Viene de Las canteras y el tráfico de menores (II), por Barney)

 cantRM2

El Real Madrid y La Fábrica

Hace años, durante su primer mandato, Florentino Pérez acuñó la famosa frase acerca de “un equipo de Zidanes y Pavones”. El tiempo termina poniendo a cada uno en su sitio (Mou en la calle, Beckham en Hollywood, Guti en el jurado de Splash), y de la carrera de Pavón lo cierto es que poco más se supo. Florentino nunca ha apostado por la cantera, salvo como moneda de cambio para abaratar fichajes mediáticos. Durante cuatro años hasta el portero suplente era extranjero, un polaco como Dudek. Cualquiera antes que uno de la cantera, pese a que Kiko Casilla, Mejías o Adán, titulares en otros equipos de Primera, podían haber cubierto ese hueco.

En el primer partido en el Bernabéu esta temporada se produjo un hecho insólito: el Madrid jugó sin canteranos por primera vez en cincuenta años. Había dos fijos el año pasado: Casillas, al que se le pagó un fortunón para que se marchara, y Carvajal, al que Flo buscó un innecesario sustituto (Danilo) por casi 40 millones de euros. Una pena, porque la base del equipo, como en el baloncesto, la deben formar jugadores de la tierra, no mercenarios que hoy son millonarios aquí y mañana lo serán allá. Para mí, Llull y Ramos son el madridismo en estado puro, aunque no sean de la cantera.

No es que no hayan salido buenos jugadores en las últimas décadas, es que no se les da la oportunidad. Muchos llegan a internacionales o son titulares en la Premier, en la Bundesliga o en equipos punteros de Italia y España. Mata, Negredo, Parejo, Morata, Sarabia, Juanfran, Soldado, Borja Valero, Javi García, De la Red, Granero, Rodrigo,… No digo que todos tengan el nivel necesario para pertenecer al Madrid, pero sí que tenían que haber contado con muchos más minutos (Granero es la excepción) antes de traer mediocridades como Gravesen, Pablo García, Samuel, Faubert, o jugadores que apenas aportaron nada, como Kaká, Illarra o Khedira.

cantRM1cantRM3

Casilla, Carvajal, Lucas Vázquez y Casemiro (este es tan de la cantera como Pedrito de la del Barça) tuvieron que irse antes de ser repescados. Y cuando los repescan, enseguida Florentino se hace la foto con ellos y saca el discurso de la importancia de la cantera.

cantRM4Nacho y Jesé serían titulares en cualquier equipo de Primera División, y estoy seguro de que en el Barça hubieran tenido muchas más oportunidades que las que les han dado en el Madrid. Nos queda Arbeloa. Silencio. Arbeloa sería titular en cualquier equipo de… ufff… de la Segunda B (es broma, no critiquemos a un tío que ha sido 60 veces internacional y que debería ser el vivo ejemplo para los chavales de que cualquiera puede llegar a lo más alto).

A Florentino no le interesa la cantera porque lo que le gusta es hacerse la foto en la presentación del nuevo y rutilante fichaje extranjero que viene a cobrar cuatro veces más que el jugador de la casa en su puesto. Algunos han visto además un interés empresarial en varias de estas operaciones, como la posible consecución de obras para ACS después de cerrar los fichajes. A mí me parece inverosímil creer que a ACS le den obras en México y Colombia por los fichajes de Chicharito y James, o la remodelación de Anoeta por el sobrecoste pagado por Illarra, pero el economista Gay de Liébana y el diario As así lo ven, y les ha costado una demanda en los tribunales.

Estoy seguro de que el Madrid merece una sanción similar a la del Barça por el fichaje de menores, y parece que el Atleti también. Será por eso que Florentino, antes de que sancionen al Madrid a uno o dos años sin fichar, y en lugar de apostar decididamente por la cantera, ha decidido invertir en estrellas jóvenes: Odegaard, Marco Asensio (muy buena pinta este chaval), Batalla, Jesús Vallejo, un uruguayo llamado Federico Valverde,… No le importa dejarse 5 ó 6 millones de euros (no son suyos), o más (Lucas Silva), aunque con eso siga cerrando puertas a los jugadores que son propiamente de la cantera.

Fenómeno preocupante

Es mucho más barato traer a chavales jóvenes que prometen que esperar a que triunfen en otros equipos para después ficharlos. A eso juegan los principales clubes europeos en la actualidad, en un territorio sin ley en el que saben que un crío de once, doce o catorce años, difícilmente va a decir que no a entrar en la escuela de formación del Madrid, el Barça, el Atleti o el Arsenal. En el camino se quedarán cientos de niños, ilusiones rotas, chavales que con 18 años tendrán que buscarse la vida en otros oficios porque el fútbol no les va a dar para vivir. Sabemos la historia de los que han triunfado, pero apenas nada de los que no han llegado arriba y han tenido que iniciar el camino de regreso a sus países de origen.

El fenómeno es preocupante por las cifras que manejan y por la ausencia total de escrúpulos de agentes y clubes. Hace mucho que el fútbol dejó de ser un deporte para convertirse en un negocio. La FIFA mira para otro lado, ya sea por problemas internos o porque sus dirigentes cobran precisamente por mirar para otro lado.

En 2011 la FIFA registró 13.000 traspasos entre menores de 18 años. De esos ¡13.000!, solo 1.500 pidieron autorización y el 55% de los mismos tenían entre 12 y 15 años. Cuando uno llega al primer equipo y triunfa, nos cuentan quién fue su descubridor, las virtudes que le veían ya de chaval, los defectos que le pulieron, etcétera, todo muy bonito. Pero nunca nos cuentan que pasó con el otro noventa y nueve por ciento que se quedó en el camino. A los agentes les da lo mismo. Los padres de esos chavales quizás terminen lamentando la ambiciosa apuesta que hicieron en la adolescencia de sus hijos (una reflexión sobre los padres en el fútbol).

cantRM5Recuerdo perfectamente el caso de Patri, un jugador que se hizo tristemente famoso a los 14 años tras firmar un contrato millonario con el Atlético de Madrid. Lo recuerdo perfectamente porque tenía una edad similar a la mía. Generó envidias en su equipo y en el de Primera, y no llegó a gran cosa en el fútbol profesional. He buscado su historia y curiosamente en este artículo lo definen como “el Odegaard de los 80“. Estoy completamente de acuerdo con el final del artículo que dice que “el fútbol siempre ha devorado a precoces futbolistas mal aconsejados, llegados a la fama por un subidón espontáneo“. Me pregunto muchas veces cuántos “Patris” habrá por los campos de España. O en trabajos mal remunerados.

El fútbol ha perdido hace tiempo todo lo que tiene de juego y eso, que puede ser lícito para los profesionales, no vale para los niños. Hay que protegerlos. Un chaval debe reconocer lo que el fútbol tiene de juego,  disfrutar, formarse, aprender como persona, apreciar el compañerismo, valorar el juego de equipo, asumir la derrota,… Y llevo muchos años viendo fútbol de chavales y disfrutando cada vez menos con el mismo. Veo chavales (y chavalas) que no lo pasan bien, que tienen miedo de fallar. Veo padres enfermos, con una falta de educación tremenda, que piensan que su hijo tiene que llegar a algo y les animan a ser marrulleros. En una ocasión tuve que separar al padre de un compañero de mi hijo del abuelo de un rival. Qué vergüenza, no se me olvidará la cara de los niños. Menudo ejemplo.

Pero les estamos enseñando esa competitividad mal entendida, algunos al menos. Y los críos aprenden rápido las tonterías de los mayores. Niños de 12 años que se besan el anillo, se dejan la crestita de los pros o juegan con diadema, chavalines que solo se quedan con las tonterías de sus ídolos. Ojalá los entrenadores de equipos infantiles fueran capaces de devolver el espíritu lúdico al juego, y les alejen del sueño de llegar a profesionales. Si disfrutan, son buenos y tienen ganas de progresar, llegarán, y si no, disfrutarán de este deporte de por vida.

Los que destaquen, posiblemente serán tentados y terminarán cambiando de club, traspasados por agentes sin escrúpulos que les ofrecerán contratos semiprofesionales. El Tribunal Supremo tuvo que dictar sentencia en 2013 invalidando el modo que tenía el R.C.D. Espanyol de retener a los jóvenes de la cantera (el “caso Baena”). Lo que me gusta de la sentencia es que prevalece el principio de protección del menor y “condiciona el proceder de sus representantes legales. Se ostenta dicha representación legal en interés del menor, y si se ejerce mal, el negocio jurídico es inválido”. Es un claro aviso para esos padres ambiciosos.

Un último caso, sangrante a más no poder

CantRM6El preocupante fenómeno se está anticipando en edad, y ya no se ficha a chavales de 12 ó 13 años, sino que se les intenta atraer antes (los virales de YouTube son un peligro). Hace unos meses leí la noticia de que el Valencia quitaba al Real Madrid a la joya de su cantera, un tal Leo Coira, ¡de 11 años de edad! El nombre que le pusieron ya lo anticipaba todo. Pero resulta que el chico no es de Vallecas, ni de Carabanchel, ni de ningún barrio de la capital, porque resulta que Leo es argentino y el Madrid ¡lo fichó a los 8 años de edad! 8 años, ¿dónde queda la protección del menor? ¿Qué será de este chaval dentro de unos años?

Y todo por vídeos como este:

 

Hay que evitar este tráfico de menores, alguien tiene que pararlo, y quizás un sistema parecido al draft de la NBA ayudaría a evitarlo, a la vez que permitiría recuperar la igualdad de la competición, cada vez menor.

Cara Barney

Anuncios

7 comentarios en “Las canteras y el tráfico de menores (II), por Barney

  1. Tienes toda la razón Barney. Conozco el caso de las canteras de los equipos grandes porque un niño de la del R.Madrid es de mi pueblo. No puedo dar datos concretos por razones obvias. Los padres le siguen (costeándose de su bolsillo) por todos los campos de España y a veces al extranjero. El niño, como casi todo el resto de compañeros, ya tiene incluso representante. Será por lo que pueda pasar en el futuro siendo del RMadrid …

    Ojalá les salga todo bien, porque “están apostando todo a una carta”.

    Me gusta

    • Yo también conozco a los padres de una posible estrella del fútbol, y estos me explicaron a su manera el tipo de contrato que el Madrid quería que firmaran para poder entrar en la escuela. El chaval tenía entonces 12 años. No aceptaron y se trasladaron a Barcelona, a la cantera del Espanyol, es decir, lo están dejando todo por la carrera del chico. Veremos en qué acaba la historia, ojalá les salga bien, como tú dices, pero…

      Me gusta

  2. Por desgracia el mundo del fútbol ha girado a peor en ese sentido. Cruyff decía que ese problema se solucionaba poniendo como titulares a seis seleccionables en cada equipo y cinco extranjeros o nacionalizados. Esa sería una gran solución. Evitaríamos tener que ver a un Madrid sin ningún español como has matizado y se potenciaría las canteras.
    De todas formas como bien apuntas esto ya es imparable, cada año me gusta menos el fútbol y toda la tontería que hay detrás.
    Me voy a pasar al Rugby, que en este último mundial he disfrutado como un enano.
    Un saludo.

    Me gusta

    • Totalmente de acuerdo en lo referido al rugby, aunque en el pasado Mundial ya se empiezan a ver signos de profesionalidad. Espero que no pierdan los valores de este deporte, el respeto, el compañerismo, el juego de equipo por encima del individuo, la entrega,… Buena parte de lo que ha perdido el fútbol. Saludos.

      Me gusta

  3. Estoy muy de acuerdo en la explotacion sin defensas que se está haciendo a los menores. Solo una aclaración en el caso de Leo Coria. Por lo que sé este no se vino de Argentina a Madrid porque lo fichara el Madrid. Se vino con 5 años porque su familia se traslado aquí y empezó a jugar al futbol en un club, el Moraleja de Enmedio. Allí lo vieron los ojeadores del Madrid cuando tenía 7 años y al poco se pasó a las categorias inferiores blancas. Lo mismo pasa con otros muchos jugadores de la Comunidad de Madrid (independientemente de donde hayan nacido). Otra cosa es cuando los traen directamente de su pais de origen solo para jugar al futbol con un gran equipo. El Valencia ahora ha sabido sacar tajada de la mala gestion de la cantera del Real Madrid. Solo espero que le dejen crecer y madurar tranquilo este donde este. Pero si sigue su progresion en 2 o 3 años, cuando tenga 14 o 15 ya estaran sondando flautas por toda europa.

    Me gusta

    • Muchas gracias por la aclaración, Javier. No tenía ni idea de la historia de este chico, pero me sorprendía que el Madrid tuviera un argentino de esa edad en las categorías inferiores. Ahora bien, como indicas, el Madrid ya tenía ojeadores en esas categorías, y lo triste no es que los tenga en la provincia de Madrid, sino que los tiene en cientos de sitios.
      Ahora la Federación ha decidido cortar por lo sano, pero lo ha hecho a lo bestia, sin mirar las repercusiones de la normativa (http://www.eldiario.es/desalambre/normativa-Federacion-Espanola-Futbol-extranjeros_0_453905014.html). El fondo es loable, luchar contra el tráfico de menores, pero la FEF parece ignorar que en este país están viviendo cientos de miles de extranjeros, sobre todo desde hace un par de décadas, completamente asentados, con hijos que también quieren jugar al fútbol. Y prohibirles que participen en ligas locales o regionales es una burrada, es marginarlos. Para combatir el tráfico de menores hay que apuntar a los grandes clubes, no a los modestos.
      Me quedo con el nombre de Leo Coira o el de Mark Norris (último hallazgo de los ojeadores del Madrid), igual que en su día me quedé el de Patri. Veremos dónde llegan en el fútbol profesional. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s