Los antecedentes del Cholo, por Barney

cholo1Ahora que por fin se ha entregado el puñetero Balón de Oro con su parafernalia coñazo, podemos por fin hablar de fútbol. Supongamos que un jugador veterano, con fama de duro, clava la rodilla en la espalda a un rival, un joven estilista de muy buena pinta como pelotero, lo arrolla, lo tira al suelo, le pone como casualmente una mano en la espalda, la rodilla en las costillas, donde no duele, pero molesta, la otra bota junto a la cara, como si se estuviera intentando apartar. Supongamos que el joven e inexperto chaval Sigue leyendo