Todo sobre mi madre (Travis)

Con mi madre no he ido mucho al cine, al contrario de lo que ocurría con mi padre y esas grandiosas tardes de sesión continua. Sin embargo, sí compartimos muchas veladas de cine en casa, sobre todo con los ciclos de cine clásico que solían poner los lunes en La2 (entonces llamado “el guachefe”). En casa éramos tantos que teníamos dos teles en el salón, que hacía las funciones de comedor, cuarto de estar y… pista de baile en las fiestas prohibidas (ya lo he dicho).

madre1madre2

Mi madre se tumbaba en uno de los sofás con su manta, y los demás nos poníamos donde podíamos, junto a ella o en la otra tele. Recuerdo haber visto ciclos de Alfred Hitchcock, Paul Newman, James Stewart, Robert Redford, Katharine Hepburn, Cary Grant y uno en el que todas las películas eran grandiosas: el de Billy Wilder. Mi madre tiene una carcajada contagiosa, muy sonora, aunque lo cierto es que viendo algunas de esas películas le costaba soltarla. Tardaba en romper a reír, pero una vez que soltaba la primera, le costaba parar. De Billy Wilder los críticos suelen destacar El Apartamento, pero esta es una comedia bastante amarga, muy triste a ratos. Las carcajadas venían con Irma, la Dulce, Uno, Dos, Tres, Con faldas y a lo loco, Avanti, y sobre todo con las de la pareja Jack Lemmon-Walter Matthau, como En bandeja de plata o Primera Plana. Y nosotros la oíamos desde la otra parte del salón, riéndose con la mala baba de Walter Matthau como editor o abogado sin escrúpulos (valga la redundancia), con las órdenes de James Cagney en su fábrica de Coca-Cola, con las maracas de un Jack Lemmon travestido o con la explicación de cómo mejorar la acidez de estómago y “otras” disfunciones corporales en un balneario italiano.

Mi madre no se ha cansado nunca de ver y volver a ver películas que ya se sabe de memoria. Aunque eso a veces tiene un problema y es que ha sido la primera spoiler de mi vida. “Lo que viene ahora es buenísimo”, “atento, no te lo pierdas”. O si estabas viendo alguna de esas pelis tú solo, con tu vídeo y tu manta, pasaba, miraba la escena y te preguntaba: “¿ya se ha dado cuenta de que el espejo era el de Shirley MacLaine?”

Yo sé que lo hacía por nuestro bien, como lo hacen todo las madres, porque quieren que no nos perdamos las cosas buenas de la vida, están deseando que nos empapemos de tantas maravillas como algunos artistas nos han legado… ¡qué narices! Que si no nos lo sueltan, revientan. Que si no lo hicieran, no serían nuestras madres. Te lo tienen que cascar, como todo: “esa chica no te conviene”, “ese pantalón te queda corto”, “qué mal conjuntado vas”, “no llegues tarde”, “abrígate”,…

Reconozco que sólo una vez me chafó en parte algo que desconocía de una gran película. Era un sábado noche, y no había salido porque estaba de exámenes. Después de cenar, me puse a ver la tétrica película (en blanco y negro, cómo no) de Robert Aldrich ¿Qué fue de Baby Jane?, y en uno de esos pasos de mi madre por el salón, me hizo sólo dos preguntas, que además no esperaban mi respuesta:madre5

1. ¿Qué estás viendo?

2. ¿Ha salido ya la escena del pájaro?

Evidentemente no había salido, pero el grandioso momento del pájaro, siendo de lo mejor de la película, fue menos sorpresivo para mí. Pero no pasa nada, Mamá, la escena superó lo que yo imaginaba, simplemente recuerdo que me estaba esperando alguna perrería de Bette Davis. Como así fue. Con ese careto nada bueno podía pergeñar.

A pesar de lo comentado, en algunos gustos diferimos bastante. A mí me aburren bastante las de Sissi o Lo que el viento se llevó, por ejemplo. Me cargaría a Sissí, a Francisco José, a Melanie, a Ashley y sobre todo a los dobladores de las películas antes del primer cuarto de hora de metraje.

No soy demasiado fan tampoco de otra de las películas favoritas de mi madre, Sonrisas y lágrimas. Espero que mi madre sepa disculparme por mi pequeña venganza sobre el capitán von Trapp que colgué en el blog esta misma semana. Lo siento, le tengo un poco de manía a esos niños, al capitán, a la institutriz, al Do-Re-Mi, y sobre todo, me revienta que esta sea una canción tan pegadiza.

madre3madre4

Afortunadamente hace unos pocos años vi en el teatro un espectáculo, Goodbye, Dolly, en el que en un momento dado parodiaban esta canción, así que después de años de duro ejercicio mental, he conseguido quedarme con la letra alternativa. Aquí dejo las dos:

DO es trato de varón                                                 DON, es como Don Simón

RE, selvático animal                                                  RES, es nada en catalán

MI denota posesión                                                   MILeurista es profesión

FAR es lejos en inglés                                               FUCK, joder es en inglés

SOL ardiente esfera es                                             SOL, igual que Marisol

LA al nombre es anterior                                           LA, la nota de Massiel

SI asentimiento es                                                     SI te gusta esta canción

Y de nuevo viene el DO                                            la volvemos a empezar

He tenido una infancia y adolescencia normales, pese a no haber entendido nunca lo del “selvático animal”, o pese a haber encontrado en los libros de literatura pocas metáforas tan “brillantes” como la de la ardiente esfera.

Sin embargo, sí comparto su gusto por otros musicales, como Cantando bajo la lluvia, West Side Story o Siete novias para siete hermanos. Yo creo que mi madre nos ponía esta última para que mis hermanos y yo viéramos que con un poco de agua y jabón, y algo de ayuda femenina (léase disciplina), podíamos ser un poco menos brutotes de lo que éramos.

Una de las últimas películas que he visto con mi madre ha sido una que ella me recomendó, The Artist. Genial, maravillosa en todos los sentidos. Me preguntó dos cosas:

1. ¿No la has visto?

2. ¿Ya ha salido la escena del perrito?

Encantado de repetir, Mamá, cuando quieras. ¡Muchas felicidades en tu día!

Cara Travis B-N

 

Anuncios

Un comentario en “Todo sobre mi madre (Travis)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s