El celuloide oculto en el armario, por Travis

¿Realmente existe un significado gay oculto en muchos de los clásicos de Hollywood? ¿O es sólo una broma o un chiste que nos contamos los tíos en plan “machote”? “Sam y Frodo son unos bujarrones de cuidado”. ¿Por qué Humphrey Rick Bogart le da su salvoconducto al cursi de Laszlo para que se vaya de Casablanca con su chica? ¿Para iniciar con el jefe de policía, según dice la última frase de la película, “una hermosa amistad“?

¿Por qué le echa esas miraditas Messala Boyd a Ben-Charlton Heston-Hur? Al principio son miradas enamoradas, pero luego su enfado roza el despecho, “¿por qué me dejaste?”, parece decir. ¿Por qué esas actitudes de algunos personajes como el de Sal Mineo en Rebelde sin causa o la Señora Danvers en Rebeca?

sal mineo rebeca

Había visto la película Gilda ya unas cuantas veces cuando en una de estas conversaciones de friki con amiguetes, me dijo uno: “la película es mucho más divertida si interpretas el triángulo, no a la manera tradicional, es decir, los dos hombres peleándose por Rita Hayworth, sino como una relación homosexual entre Glenn Ford y su jefe (George Macready) en la que se entromete Gilda”. Joder, y es verdad, la película es mucho más entretenida y le encuentras decenas de dobles sentidos, miradas celosas, o escenas como la del bastón, que algunos interpretan como una erección en toda regla.

gilda gilda2

Hay críticos y aficionados al cine que buscan señales veladas de una supuesta relación homosexual en otras películas, como Thelma y Louise, o Top Gun, pero en estos casos concretos creo que se debe claramente a su/nuestra imaginación calenturienta, o a que dan mucho juego (y muchas risas)cuando te estás tomando unas cervezas con los colegas. Es obvio que Geena Thelma Davis tiene una experiencia sexual enormemente satisfactoria con Brad Pitt, al igual que Tom Maverick Cruise con Kelly McGillis, con lo que queda claro que no hay intención alguna de mostrar de modo subliminal una relación homosexual. Ahora bien, si quieres encontrar extrañas claves gay ocultas en estas películas, las puedes encontrar a patadas. La teoría de Quentin Tarantino sobre Top Gun es genial en este sentido, y la explica en la película Sleep with me:

Esta escena me recuerda un monólogo de El Club de la Comedia en el que el actor explicaba qué gay era el guion de una de sus películas favoritas cuando era niño. Y la película era… E.T. Sólo hay que sustituir la condición extraterrestre por la de homosexual en un contexto histórico, los principios de los 80, en los que todavía no había demasiadas manifestaciones artísticas referidas a este colectivo. Explicaba el monólogo algo así como: “Tengo un amigo que es diferente a los demás, y mis padres no pueden saberlo. No lo entenderían. Pero los dos sentimos lo mismo”. Yo añadiría que además Elliot lo mantenía escondido en el armario. Y ya rizando el rizo, si quieres encontrarle otro significado más bien explícito, no tienes más que pensar en cómo se manifiestan las emociones de E.T. y encontrarás un símbolo fálico en toda regla:

etdedo et

En 1995 el documental El celuloide oculto, realizado por Rob Epstein y Jeffrey Friedman, basado en el libro de Vito Russo, mostraba la historia de la homosexualidad en Hollywood. A lo largo de las décadas, este asunto, muy incómodo de tratar en sus orígenes, pasó por diferentes etapas. En los años 20 y los 30 resultaba casi imposible encontrar personajes homosexuales en las películas, apenas se podían encontrar referencias humorísticas o personajes terriblemente amanerados y con mucha pluma.

Durante la década de los 40 y los primeros 50, los personajes con esta orientación eran mostrados bajo caracteres siniestros, con una dura y compleja vida a sus espaldas, como la Sra. Danvers de Rebeca, la Marlene Dietrich de Encubridora (Rancho Notorious) o la Joan Crawford de Johnny Guitar. Aquellos años fueron posiblemente la edad dorada de Hollywood. La industria del cine crecía de modo exponencial, se crearon los grandes estudios, y numerosos profesionales de otros sectores, como el teatro, la ópera o el ballet aterrizaron en Hollywood. Y había un buen número de homosexuales entre ellos. Actores como Rock Hudson, directores como George Cukor, guionistas, músicos,…

Resulta perfectamente comprensible que este colectivo quisiera salir del “armario” y mostrar sus inquietudes en las pantallas. Pero chocaron con una sociedad conservadora y con la censura. Con el Código Hays, que decidía lo que se ajustaba a las reglas de la moral y lo que no. Este código se aplicó desde 1934 hasta 1967. Para mí esta es la época más interesante en lo que se refiere a este asunto, porque la inteligencia de los guionistas y los directores volcaba buena parte de sus esfuerzos en evitar la censura. Lo consiguieron en algunos filmes, pero fracasaron la mayoría de las veces. Entonces ocurrió para mí un curioso fenómeno: el deseo de la comunidad gay de ver personajes de su orientación hizo que muchas escenas fueran vistas con un significado homosexual, cuando probablemente ese sentido no existía en la imaginación del guionista.

Así que vuelvo a las preguntas del principio: ¿realmente existía ese significado gay oculto en muchos de los clásicos de Hollywood? ¿O era sólo un deseo de la comunidad gay? Yo creo que hay un poco de todo. En ocasiones, puedes remitirte a las fuentes originales, las novelas en las que estaban basadas esas películas. Ben-Hur (1959), por ejemplo. El escritor de la novela, Lew Wallace, narró la azarosa vida de un judío en la época de Jesucristo bajo la ocupación romana. Uno de los principales aspectos de la novela, y por supuesto de la película, es la relación entre Ben-Hur y el romano Mesala.

ben hur ben hur 2

En la novela no hay nada de contenido sexual y menos homosexual entre estos dos personajes. Sin embargo, el guionista de la película, Gore Vidal, cuenta en El celuloide oculto que, junto con el director William Wyler, convenció a Stephen Boyd (Mesala) para que actuara como si hubiera existido ese pasado homosexual entre ambos, como si siguiera enamorado de Ben-Hur. No le dijeron nada a Charlton Heston, el rey del rifle, debido a su mentalidad conservadora. Al parecer, según Gore Vidal, Heston se cabreó enormemente cuando se enteró de este juego. Sinceramente, he visto Ben-Hur muchas veces, todas las Semanas Santas me trago un par de horas de las cuatro de la película, y nunca he visto esta historia homosexual. Ni siquiera aporta mucho a la trama, no es necesaria, ni interesante para el conjunto del film.

En contrapartida, otras obras que sí narraban de modo explícito una historia homosexual fueron masacradas por los censores, hasta el punto de perder completamente el sentido. El mismo año de Ben-Hur, 1959, la película de Leo Mankiewicz De repente, el último verano, con tal de ocultar la homosexualidad del personaje principal, sufrió tantos cambios y cortes que el argumento era casi imposible de entender. Algunas frases eran rebuscadas y absurdas, y todo por ese empeño en hablar sin hablar de las inclinaciones del joven Sebastián. La obra de teatro original en la que está basada la película, de Tennessee Williams, era mucho más explícita en este sentido.

En ese contexto de represión y censura, vuelvo a lo que decía anteriormente, los guionistas y directores gay se esforzaron en colar elementos de esta temática o actores secundarios  de los que pudiéramos sospechar tal condición. Algunos elementos o personajes eran sutiles, como el que interpreta  Sal Mineo en Rebelde sin causa.

rebelsal mineo2

Aparte de su sensibilidad o su clara diferenciación del resto de “malotes”, hay un detalle claro, un mensaje directo al espectador, y ocurre cuando abre su taquilla y vemos que en su interior tiene una foto de Alan Ladd. ¡De Alan Ladd, no de Marilyn o cualquier maciza de la época!

Algunos de estos mensajes son obvios, pero creo que también mucha gente ve lo que no hay en estos clásicos, o trata de encontrar lo que no existió en los orígenes del rodaje o del guion. Esto me recuerda una anécdota de Quentin Tarantino. Hay una escena de Reservoir dogs en la que aparece el coche con varios de los atracadores. En esa escena, detrás del coche aparece de pronto un globo naranja.

reservoir globo

Los frikiseguidores cinéfilos trataron de buscar una explicación al globo y concluyeron que, puesto que el Señor Naranja es el topo de la banda, Tarantino estaba mandando un mensaje, una pista, a los espectadores más avispados. El director lo explicó en su día y vino a decir que había unos niños jugando en un parque cerca del rodaje y que se les escapó el globo. Como hacía viento, el globo se metió en la escena, que tuvieron que volver a rodar. Sin embargo, a Tarantino parece ser que le gustó cómo había quedado y en el montaje decidió dejar la escena del globo. “Seguro que alguien le encuentra un sentido a esto”. Que fue exactamente lo que ocurrió.

Como conclusión a este post, y como respuesta a las preguntas iniciales, me quedo con la anécdota de Tarantino. Cada uno ve en una película lo que quiere ver, que no siempre coincide con lo que el autor está tratando de contarnos.

frodo

Quizás había un mensaje gay oculto en algunos clásicos de Hollywood, o en películas recientes, o quizás no. Lo importante para mí es que cada espectador decide la clase de historia que quiere ver, e interpreta qué significa para él ese globo naranja en mitad de la escena.

Cara Travis

 

Anuncios

2 comentarios en “El celuloide oculto en el armario, por Travis

  1. Muy divertida la entrada, desconocía algunos de los detalles que comentas.

    Voy a aportar otra película que tiene connotaciones homosexuales y que es un clásico: La gata sobre el tejado de zinc. El matrimonio de Brick (Paul Newman) y Maggie (Elizabeth Taylor) no tiene hijos, ya que en realidad Brick es homosexual y su mejor amigo Skipper se ha suicidado. Maggie lucha por su marido pero éste la odia. ¡¡¡Genial film!!!

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario, Whalla, sé de tu afición al Señor de los anillos, y espero que comprendas que algunas escenas de Sam y Frodo dan bastante juego para el tema del post. En el libro, Sam le llega a decir algo así como “amo Frodo, tiene que descansar, apoye su cabeza aquí, en mis piernas”. ¿Eh? Respecto a La gata sobre el tejado de zinc, claro que la he visto, y El celuloide oculto también hablaba de ella y de su trasfondo homosexual. No he visto la obra de teatro original, también de Tennessee Williams, pero según parece, Maggie estaba convencida de que Brick y Skipper habían mantenido una relación homosexual, y no se le ocurre otra cosa que acostarse con el mejor amigo de su marido para estropear la relación o por despecho. Skipper no aguanta los remordimientos y por eso se suicida. La verdad es que la película parece contar la historia como tú la cuentas, pero también es válida esta otra opción. En el programa de Garci hace años hablaron y destriparon este tema, y contaban ambas versiones u opciones. El audio se puede encontrar en Ivoox: http://www.ivoox.com/gata-sobre-tejado-zinc-1958-audios-mp3_rf_599354_1.html
      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s