El Padrino, por Travis

padrino

Desde que empezamos a escribir en este blog tenía ganas de hablar de mi película favorita, El Padrino. De verdad que es una casualidad que haya coincidido este post con el fallecimiento de Emilio Botín. No tiene nada que ver, no hay ningún parecido. Como en las malas películas, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Me caía bien Don Emilio. Igual que me caía bien Don Vito, pese a ser un mafioso que no disimula su condición.

Aunque los críticos suelen elegir El Padrino II como la mejor de la saga, yo me quedo con la primera. No sólo porque en la segunda las partes de Cuba o del juicio me interesan más bien poco, sino porque la primera vez es la primera vez. Para todo. Sigue leyendo