Gracias, Don Vicente, y adiós, por Barney

vdb1

Cuesta admitirlo, pero es así: nuestro ciclo victorioso ha llegado a su fin. Y cuanto más tardemos en reconocerlo, más nos costará volver, no ya a ganar, sino a competir en las grandes citas. Don Vicente, le estamos más que agradecidos, pero todos los partidos posteriores al Mundial le sobraban. Tenía que haberlo dejado tras el desastre de Brasil 2014, en el que la selección campeona del Mundo era la primera en caer eliminada de todo el campeonato.

El problema es que en este país nadie sabe lo que es dimitir, Sigue leyendo