Y ahora llamadme homófobo, machista,… (Josean)

… y racista, islamófobo, carca, ultraconservador, lo que queráis. Mi delito consiste en no coincidir con la versión oficial, en discrepar en algunos puntos de esa verdad única que nos tratan de colar por todas partes, ya sea diciendo que “lo gay es más guay”, que el islam es una religión que debemos respetar e incluso abrazar mientras denostamos a la iglesia católica, o que todo lo que haga una mujer es brillante por el hecho de ser mujer, mientras que los hombres, y más si somos españoles y blancos debemos estar pidiendo perdón a todo el mundo, a todas las razas y a todo el género femenino por lo que hicieron otros ayer, la semana pasada, hace siglos, aquí, en Murcia o en el Perú. Sigue leyendo

Anuncios