El dream team jugaba al baloncesto, por Barney

dream team

La semana pasada, a raíz del paso de la selección de baloncesto de Estados Unidos por Barcelona, durante la disputa del Mundial de España 2014, los medios han recordado el célebre dream team que arrasó en los Juegos Olímpicos en esa misma ciudad en 1992. Estos días han vuelto a poner imágenes de aquellos días, del espectáculo que esos míticos jugadores nos ofrecieron en las canchas.

Estaba comentando jarra en mano esos recuerdos de un equipo irrepetible con Alberto, un amigo culé. Sí, tengo amigos culés, sé que habrá a quien le extrañe, pero creo que hay que tener amigos en todas partes, hasta en el infierno y en la abogacía. Pues eso, todo iba bien, la conversación fluía por cauces normales hasta que Alberto suelta:

– ¡Qué suerte tuvimos en Barcelona en el 92! Dos dream teams que coinciden en la misma ciudad.

– ¡¿Perdona?! No te he entendido bien, ¿dos? ¿Alguna visita del Madrid o del Milán de aquella época?

– No, no, me refiero a los dos dream team: al de basket y al Barça de Cruyff.

Lo que sucedió fue una carcajada por mi parte, un ataque de risa exagerado y una serie de “intentos de explicaciones” (no podría llamarlo “explicaciones”, porque dos forofos hablando de fútbol se interrumpen continuamente) por parte de ambos. Menos mal que nos llevamos bien y somos capaces de aguantarnos y reírnos de estas conversaciones intrascendentes sobre millonarios mal criados, porque tuve varios impulsos de reventarle la cabeza. Y él a mí, por supuesto. Si hasta me tiró la cerveza con sus aspavientos. En fin, ahora que han pasado unos días, y me he tranquilizado (¡ni de coña!) voy a intentar defender mis argumentos, rebatir los de Alberto y explicar la sentencia que titula este post: “El dream team jugaba al baloncesto”. ¡Y punto!

1. ¿Por qué el nombre de dream team? Los americanos, los inventores del baloncesto allá por 1891, tenían un amplio historial de victorias de casi un siglo sobre los equipos del resto del mundo. Venían a jugar los torneos FIBA y los Juegos con equipos universitarios, y en casi todos los casos vencían. Pero a finales de los 80 y principios de los 90 las cosas estaban cambiando, el baloncesto europeo había mejorado de modo considerable y los dos últimos campeonatos (Juegos de Seúl 88 y Mundial de Argentina 90) habían dejado a Estados Unidos en un deshonroso tercer puesto. Estos campeonatos fueron ganados por dos equipos de los que podemos decir claramente que nunca más volverán a ganar nada: la Unión Soviética y Yugoslavia. Por esas dos derrotas, los estadounidenses se conjuraron para formar el mejor equipo de baloncesto de todos los tiempos, un sueño de equipo o un equipo de ensueño: el dream team.

2. ¿Por qué se recuerda tanto ese equipo? Por la calidad de sus jugadores, algunos de ellos, los mejores de todos los tiempos en su puesto. En Barcelona 92 se juntaron el mejor jugador de todos los tiempos, Michael Jordan, el mejor base que jamás ha existido Magic Johnson, el mejor tirador, Larry Bird, el culturista de las dobles figuras Karl Malone, el reboteador más salvaje y peleón que se haya visto, Charles Barkley, el mejor pasador, John Stockton, dos pívots que además de fuerza sabían jugar de espaldas, botar y tirar, David Robinson y Pat Ewing (infinitamente superiores a los Faried y Cousins de la semana pasada), y unos superclases como Scottie Pippen, Chris Mullin o Clyde Drexler. Una barbaridad de equipo. Lo recuerdo muy bien porque aquel mes de agosto del 92 yo estaba metido de lleno en los Juegos. Viéndolos por la tele, quiero decir, ataviado con mi camiseta:

camiseta

3. ¿Tuvo éxito ese equipo? Rotundo. No sólo por sus victorias, sino por su estilo. Ganó los partidos de la primera fase por 68, 33, 43, 44 y 41 puntos de diferencia. En cuartos ganó por 38, en semifinales por 51 y en la final arrasaron a Croacia con 32 puntos de ventaja. Su estilo fue espectacular para el aficionado, y elegante con los rivales, muy distinto al que hemos presenciado la semana pasada en algunos de los jugadores de la selección americana.

Veamos ahora si el Barça de Cruyff admite la comparación, o si los periodistas y aficionados como mi amigo culé, el Albert, llevan años haciendo el ridículo cada vez que hablan del equipo de Cruyff como el dream team del fútbol. Intentaré responder a todas las sandeces que oí el otro día y dar datos para evitar que aflore el hooligan que llevo dentro.

1. ¿Por qué se inventaron lo de dream team? Únicamente porque en el 92 tuvieron la fortuna de ganar la Liga española y la Copa de Europa. Algo que han hecho numerosos equipos, y ampliándolo con la Copa, como el Bayern de Múnich, el Liverpool, el Milán, el Inter o el propio Barça de Guardiola. No es algo excepcional para merecer el apelativo.

fcb

2. Son dos títulos y no menores. ¿Los ganaron sobradamente, machacando a sus rivales, como los americanos del basket? No. La Liga la ganaron en la última jornada tras el atraco que sufrió el Madrid en Tenerife (ataca el hooligan). De 38 partidos, el Barça ganó 23, empató 9 y perdió 6. Nada espectacular. En Tenerife, con 1-2 en el marcador, anulan un gol clarísimo al jugador más gafe de la historia, Luis Milla. Este gol hubiera sido el 1-3 a falta de 20 minutos y la sentencia, pero luego el Madrid (expulsión inmerecida de Villarroya aparte) regaló el resto.

Un paréntesis: Luis Milla es el jugador más gafe de la historia de la Liga porque estuvo en el Barça los 5 años seguidos que el Madrid ganó la Liga y se vino al Madrid los 4 años seguidos que la ganó el Barça. Estuvo 12 años en equipos punteros y sólo marcó 6 goles. Y para uno legal que mete, se lo anulan. El verdadero dream team jamás hubiera necesitado ayudas de ningún tipo.

Respecto a la Copa de Europa, el Barça ganó en esos años las mismas que el Oporto, el Estrella Roja o el Olympique de Marsella. Pero el Milán ganó 3 en esa época (89, 90 y 94), y perdió otras dos finales. Era, salvando las distancias, el dream team de la época.

Por aquel entonces esta competición la disputaban sólo los campeones de liga de cada país, no como ahora, y dependía del año podías tener una competición más dura o más devaluada. Cruyff tuvo la inmensa suerte de encontrar el torneo más flojo de los últimos 30 años. Además, aquel año la UEFA había decidido un sistema extraño de grupos, en los que los campeones de la liguilla llegaban a la final. En ese grupo “terrible”, el Barça de Cruyff tuvo que superar al Sparta de Praga, el Benfica y el Dinamo de Kiev. Un camino lleno de obstaculos, ooooohhh.

Por el otro lado, la Sampdoria, el Estrella Roja, el Anderlecht y el Panathinaikos. ¿Y los alemanes? Pues no fue ni el Bayern ni el Dortmund, sino el Kaiserslautern, y aun así, casi elimina al Barça (gol de Bakero en el 92, ¿recordáis?). Dream team, como diría Leo Harlem, “yo es que me descojono”.

3. Fue un equipo de época, ganó 4 ligas seguidas. Sí, 3 en la última jornada (las dos de Tenerife y la del penalti fallado por Djukic en el último minuto), después de que el Madrid ganara 5 con la gorra. Igualito que el dream team.

4. Era un equipo muy ofensivo. Datos: 74, 87, 87 y 91 goles en esas 4 ligas consecutivas. El Madrid alcanzó 83, 84, 95, 91 y ¡107! El de Toshack, el de los 5 defensas. Por alguna extraña razón, la prensa siempre elogia los éxitos del Barça muy por encima de los del Madrid, los 105 goles de los de Guardiola por encima de los 124 de los de Mourinho.

5. Llegó a otra final de Copa de Europa. Sí, cuando llegaron a Atenas vacilando y menospreciando al Milán y se llevaron un 4-0, ¡zasca! Pero no del Milán de Gullit, Rijkaard y Van Basten, sino del de Desailly y Massaro.

6. Su estilo era espectacular, sus jugadores eran… lo más. Si es que me da la risa, comparar a los mejores de todos los tiempos con el equipo del Barça de aquellos años. Zubimaleta en la portería, Nando y Koeman en defensa, Bakero “tiro patrás” en el medio, y el crack de los tropezones y los rebotes en punta de ataque, Julio Salinas. Seamos justos, tenían también muy buenos jugadores, como Guardiola y Stoichkov (los dos jugadores más expulsados de la historia de los azulgrana), Laudrup (un tipo elegante que recapacitó) y Eusebio. Pero vamos, comparar a estos con un equipo de ensueño…

real madrid

Ha habido decenas de equipos mejores que aquel, como el Ajax y el Bayern de principios de los 70 (3 Copas de Europa consecutivas cada uno), el Milán de Sacchi y Capello, el propio Barça de Guardiola, el Madrid de Di Stefano, Gento y Puskas (supongo, aunque nunca lo vi), y por supuesto mi favorito, el Madrid de la Quinta del Buitre, con Buyo y Sanchis atrás, Michel y Gordillo en las bandas, Martín Vázquez, Gallego, Jankovic (y al final Schuster) en el centro del campo, Butragueño combinando con todos, y Hugo Sánchez en punta enchufando todo lo que le llegaba. Una máquina de jugar al fútbol, con profundidad, bandas, toque y remate. Aun así, reconozco que no llegó a ser un dream team, aunque reunía las condiciones.

Alberto, amigo mío, es un consejo: no vuelvas a pronunciar el nombre del dream team en vano.

Cara Barney

 

Anuncios

4 thoughts on “El dream team jugaba al baloncesto, por Barney

  1. Barney, viendo tus rasgos afros entiendo perfectamente que te identificadas con el Dream Team de la NBA. Te explicaré por que llamaron al equipo de Cruyff Dream Team, precisamente por eso, porque eran un EQUIPO que jugaron un fútbol de ensueño y que permitió dominar el fútbol europeo durante varios años y ese estilo ha permitido que España gapara lo que ha ganado y el Barca haya dominado el fútbol los últimos 19 años de manera aplastante. Un consejo barney, no permitas que tu fanatismo te haga perder. Tu buen juicio si lo tienes, y la perspectiva de la realidad.

    Me gusta

      • Estimado Dagos:
        Precisamente para no parecer un fanático aporto datos, no opiniones. Hubo en esa misma época varios equipos mucho mejores que el Barça. El Milán, por ejemplo. Estos últimos años, el mismo Barça ha sido un equipo muy superior a aquel. El Madrid de la Quinta del Buitre jugaba un fútbol espectacular, contrasta los datos que te aporto, no mi opinión. 6 ligas de 10 frente a 4 de los de Cruyff, todas con amplias ventajas frente a las ajustadas (y ayudadas a veces) victorias del Barça. Con muchos más goles a favor, con una derrota en una temporada y 2 en otra, frente a las 5-7 del Barça de esos años. Son datos, no opiniones fanáticas. En los últimos 20 años el Barça ha ganado las mismas Champions que el Madrid, no entiendo a qué llamas “dominio aplastante”. En fin, intenta no perder la perspectiva, como bien dices. Se agradecen comentarios discrepantes como el tuyo, Dagos. Por favor, revisa los datos.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s