Solo, otra película de Star Wars

Solo1

Travis, 12 de agosto de 2018. Sin spoilers hasta casi el final.

Podía hacer algún chiste fácil, quitar la coma y decir que es “solo otra película de Star Wars“, o mejor aún, que “No es Solo otra película de Star Wars” y jugar con el doble sentido, pero me voy a limitar a afirmar lo que dice el título de esta entrada: que Solo, la última de la saga, aunque esté al margen de las trilogías clásicas que van por el Episodio VIII, es otra película de Star Wars. Con todas las letras, porque lo cierto es que en estos últimos años en que se han recuperado las historias de la galaxia ideada por George Lucas, algunas de las mejores y más entretenidas películas han venido por donde no se las esperaba, como ocurrió con Rogue One.

Tenía muchas dudas con esta última entrega, y de ahí que haya tardado más de dos meses desde su estreno en acudir a las salas a verla (me tuvo que llevar el mayor experto que conozco, mi sobrino de 10 años). Lo que leía meses antes del estreno sobre los problemas de producción no presagiaban nada bueno. Los directores Phil Lord y Chris Miller fueron despedidos y el material rodado se tuvo que rehacer en una buena parte del metraje. Según parece, el tono de comedia que estaban utilizando encajaba tan poco como Steven Seagal en un papel dramático. A última hora se contrató al veterano Ron Howard para que dirigiera y rehiciera lo que creyera conveniente, y a los guionistas Lawrence y Jon Kasdan para tratar de enderezar la película.

Las primeras críticas no fueron ni de lejos las mejores, aunque cada vez hago menos caso a esos tipos, y las cifras de taquilla tampoco, aunque a esto le haga menos caso aún. A medida que aumenta la recaudación de los superhéroes de Marvel decrece mi interés, por ejemplo.

Solo2

El caso es que tenía un poco de miedo a esta película porque desde bien pequeño, desde los diez o doce años, Han Solo era mi personaje favorito de la saga. Fanfarrón, malote, chulangas, pendenciero, todo lo que queramos decir de él, pero sabíamos que al final iba a salvar la galaxia y quedarse con la chica. No era como Luke, el otro personaje con el que nos podíamos identificar de críos: profundo, con cara de niño bueno, místico, atormentado,… Sabías que aunque Leia le da su primer pico a él, no tenía nada que hacer (¡y menos después de ver la relación real entre ambos!). No hubo un beso tan frío y carente de feeling hasta los de Michael Keaton y Kim Basinger en Batman.

Entonces, ¿pulgar hacia arriba o pedimos la decapitación del director Ron Howard? Pues será que estoy muy blando, pensarán los más fans de la serie, pero pulgar hacia arriba. Claramente. Pasé un buen rato, muy entretenido por momentos, quizás porque mis expectativas (o el hype que dicen ahora) no eran muy elevadas, y si a mi sobri de 10 años le encantó, ¡quién soy yo para decir que la historia no reúne la suficiente calidad para ganarse el derecho a ser “otra película de Star Wars”!

Solo, una historia de Star Wars es un wéstern situado en el universo de Lucas. Ya en su día Han Solo era un pistolero que andaba con chaleco y pistola al cinto, así que la decisión de traer todos esos elementos del Oeste me cuadraron a la perfección: tiene un asalto al tren, partidas de cartas en tugurios infectos repletos de maleantes, un fuego de campamento en el que los nuevos compañeros se cuentan sus proyectos, y por supuesto un duelo al sol.

La historia arranca bastante bien en los suburbios de Corellia, y va dejando pequeños elementos que definen la personalidad de Han Solo. Su relación con Chewbacca funciona desde el primer minuto (excepto esos absurdos gruñidos de Solo en wookie) y la sensación de ver a ambos pilotando el Halcón Milenario pasó la prueba del algodón. El asalto al tren es todo un momentazo, para mí sin duda lo mejor de la película.

Solo3

Algunos secundarios como Woody Harrelson (Taylor Beckett) y Thandie Newton (Val), unos Bonnie and Clyde interestelares, me gustaron mucho. Por el contrario, creo que lo que más falló fue la elección de los actores principales. El tal Alden Ehrenreich que interpreta a Han Solo está correcto, pero carece del carisma de Harrison Ford (y es que… ¿de verdad alguien podría hacer este papel?). Sabías que el Solo de Ford era un timador, pero a este chico se le ven los faroles antes que a Lando Calrisian, interpretado por Donald Glover, otro tipo un tanto sobreactuado. En cuanto a la chica en el epicentro de toda la historia, Qi’ra, uf, no me convence, no me gusta, no hay química con este Han Solo. Algo tiene esta Emilia Clarke, que pese a haber tenido la suerte de hacer los papelazos de la Reina de los Dragones en Juego de tronos, Sarah Connor en la última de Terminator y ahora la chica del alma de Han Solo, no me termina de convencer, parece casi siempre que la trama no va con ella.

Solo5

Alerta – Spoilers

Sin duda lo mejor de la peli está en cómo los guionistas han estudiado la trilogía clásica y han ido dejando pequeñas píldoras de cómo Han Solo llega a ser el que es en el Episodio IV:

  • Le vemos ganar el Halcón Milenario en una partida de sabacc.
  • Vemos cómo encuentra un atajo en el mítico Corredor de Kessel y completa el mismo en 12 parseks.
  • Suelta el conocidísimo “Lo sé” similar al de El imperio contraataca en el instante anterior a ser congelado en carbonita. Todo hay que decirlo, aquí lo suelta sin venir a cuento y sin gracia alguna.
  • Referencias a Tatooine y Coruscant.
  • El Halcón Milenario pierde el frontal que albergaba una cápsula de escape tratando de huir de la flota imperial, y esa pérdida supondrá que la nave adopte el aspecto que siempre hemos recordado y que no tiene al inicio de la película.
  • Y por supuesto, vemos a Han Solo acabar de una vez con la polémica sobre quién disparó primero, polémica que no existía en 1978 y que se encargó de avivar George Lucas con la reedición de los noventa en la que incorporaba un disparo previo de Greddo. Por supuesto, y por mal que nos pueda parecer, Han Solo disparó primero, si bien para arreglarlo, vemos al director meter un diálogo sin sentido cuando estás a punto de palmar: “has hecho bien, pensaba dispararte”. Los tiempos de los políticamente correcto.
  • La aparición de Darth Maul en los instantes finales. Tuvo que ser mi sobri el que me explicara qué pintaba ahí, porque en las guerras clon y tal y cual… prometo dejarle un día este espacio para que lo escriba él directamente.

Solo4

Entonces, sobri, ¿qué te ha parecido?

  • Mooola, mola mucho.

Pues a mí me vale. A lo mejor me he vuelto conformista y no quiero ahorcar a nadie, como en la trilogía de precuelas, pero sin ser una gran obra, me gustó. Era eso, sin más, solo una película de Star Wars.

Cara Travis

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.